miércoles, 16 de junio de 2010

Guía de Fin de Semana en el Parque Natural de Cabo de Gata (Almería)

Este Parque Natural desde 1987 alberga en su seno una gran cantidad de herencia natural y cultural que difícilmente puede ser vista en tan solo un fin de semana.
A la herencia dejada aquí por Fenicios, Romanos, Norteafricanos, etc. se suma la propia riqueza de la naturaleza, que se refleja en los impresionantes paisajes volcánicos combinados con esas calas y acantilados de enorme belleza y una vegetación y fauna muy características.
La planificación que aquí narro la establezco para dos días, en los cuales visitaremos las dos zonas en las que está establecido el Cabo de Gata.
Comenzamos en la zona más oriental de Cabo de Gata la vista, en la bellísima Playa de los Muertos. Una playa de blancas arenas y aguas por lo general tranquilas rodeadas de zonas sedimentarias del plioceno.

Muy cerca de la Playa de los Muertos nos encontramos con el pueblo de Agua Amarga, con sus características casas blancas que no ocultan el origen pesquero del municipio, aunque cada vez las actividades turísticas cobran una mayor importancia en la vida de este pueblo.


Bordeando la costa seguimos hacia Las Negras, donde el ambiente pesquero propio del pueblo se mezcla con las actividades acuáticas como el buceo que tienen aquí un importante punto neurálgico. Desde las Negras también podemos acceder a la Cala de San Pedro, un punto de recomendadísima visita.


Siguiendo por la carretera, y antes de llegar a Rodalquilar, encontramos un camino que nos lleva a la conocida playa de El Playazo. Una tranquila playa de arenas blancas rodeada por el entorno del Parque Natural, palmeras, etc. y alejada de los municipios costeros lo que garantiza una gran tranquilidad, tanto es así que habitualmente se ven caravanas estacionadas por la zona durante varios días.


En nuestro recorrido hacia el siguiente punto, por carretera siempre teniendo a la izquierda el Mediterráneo y a la derecha las formaciones de la Sierra del Cabo de Gata nos encontramos en una curva de la carretera con el impresionante Mirador de la Amatista.

No muy lejos de este punto nos encontramos con el pueblo de la Isleta del Moro, que como ocurriera con las negras ha ido aprovechando sus infraestructuras pesqueras cada vez en menor uso (aunque siguen muy presentes) para dar cabida a actividades acuáticas y subacuáticas.
Las vistas desde cualquier punto de La Isleta son impresionantes.
Antes de llegar a San José, núcleo turístico por excelencia de Cabo de Gata pasamos por Los Escullos, donde podremos contemplar las escolleras (auténticas dunas fósiles, y pasearnos por los alrededores del Castillo de San Felipe).


Y llegamos a San José, como decíamos principal núcleo turístico del Cabo de Gata. Un lugar donde relajarse practicando deportes subacuáticos y adentrarnos en dos de sus conocidas playas, los Genoveses y El Mónsul.








Por cierto, que a más de uno esta escena le resultará familiar.





En el segundo día nos dirigiremos a la zona más occidental de Cabo de Gata, comenzando por el propio municipio de Cabo de Gata y las salinas que junto a el se encuentran, sin duda una gran oportunidad para ver algunos tipos de aves que no todos los días tenemos ocasión de contemplar como las garcetas, o por supuesto los flamencos. Indispensable llevar prismáticos para contemplarlo desde alguno de los miradores. Las playas más occidentales de Las Amoladeras y Torre García son accesibles desde el pueblo de Cabo de Gata o también desde Ruescas.



Continuando en dirección La Fabriquilla vemos unas enormes playas donde disfrutar del sol y aguas cristalinas.
y por supuesto, en esta visita no pueden faltar uno de los puntos más bellos de todo el Parque Natural de Cabo de Gata, el Mirador de las Sirenas, junto al Faro de Cabo de Gata.




Por supuesto, en un lugar como este no todo han de ser visitas y desplazamientos, también hay mucho tiempo para la oferta lúdica y el senderismo.
Aquí os dejo algunos enlaces de interés:
RUTAS J126
PARQUE NATURAL